Víctor Pastor (marzo)

No describiría a Víctor como woow qué potro, pero sí como magnético. Es como Mark Ruffalo; no se parecen en nada (Víctor es castaño, grandote, un poco barbudo -una decisión más práctica que estética- los ojos marrones claros y el pelo con algunos rulos y tirando a largo), pero Abril y yo usamos esta comparación para describir a los chicos que sin tener nada tienen mucho; esos con los que si estás medio tonta te imaginas en una calesita  compartiendo un algodón de azúcar o caminando por la playa con un perro labrador corriendo al lado.

Mark Ruffalo.

Víctor es químico, trabaja en las bodegas de su familia buscando una vid nueva. Su hermana gemela, Victoria, lo presentó como candidato a chico del calendario y aunque él no quería aceptar lo hizo porque en el fondo es más bueno que el pan y no quería hacer enojar a su embarazadísima hermana.

Víctor es un ogro con un cuerpo para el infarto y un corazón de oro y…. vas a tener que leer la novela para conocerlo mejor 🙂